Improvisar es el plan

Contigo aprendí que improvisar es el plan.

Te vi, y automáticamente supe que no quería dejar de mirarte cuando sonreímos al encontrarnos por primera vez.

Fueron nuestros ojos a los que la curiosidad les cautivó, y no pudieron dejar de mirarse. Deseando horas más tarde volver a encontrarnos.

Pero el destino, quiso que esperásemos por nuestro próximo encuentro. Ambos queríamos lo mismo, pero uno de los dos debía dar el paso, cruzar el atrevimiento para tener contacto.

Tú diste ese primer paso, galán y educado, deseaba tanto descubrirte como tú a mi. Algo que celebrar y los nervios por volver a verte, te intimidé con mi mirada. No era capaz de dejar de clavarse en ti.

Me llevaste protegida a casa y esas ganas de probarte me hicieron besarte. En ese momento me hiciste sentir como una niña, deseaba volver a probarte, así que no pudimos esperar mucho más. Generaste un vicio en mi por querer ver tu sonrisa.

Días más tarde, aceleraste cada uno de mis sentidos y me entregué a ti. Desde ese momento, nuestros cuerpos se reclaman en todo momento.

Contigo olvidé el miedo, los desplantes, sólo puedo dedicarme a sonreír y a desear volver a verte una y otra vez. Me declaro adicta a la felicidad que produces en mi.

Mi subscociente está viciado contigo. Mírame y sabrás que el brillo que me produces es real.

Tu sonrisa me hace escapar, a otro lugar en el que no había estado jamás.

Despiertas y aceleras cada uno de mis sentidos. La noche se queda corta y el día pasa lento, cuando se trata de ti.

Hay cosas que no se pueden planear.  Nuestro plan era sólo de una noche, pero día a día las ganas de ti, hacen que no quiera separarme de tu lado.

Tu sonrisa me conquista cada noche, y cada amanecer. Tu sonrisa, me enamora cada día un poco más, tus abrazos me generan bienestar, tus besos, puro éxtasis, que revolucionan cada poro de mi piel y hacen que no pueda dejar de suspirar y pensar en ti.

Contigo aprendo cada día, que lo importante no es el tiempo, si no dejarse llevar por los sentimientos.

Oficialmente somos nosotros, aquellos que tienen el plan de una noche infinita, no tenemos nombre oficial, pero nos hemos enamorado sin darnos cuenta y no es necesario poner nombre a las cosas para asegurarlas, porque se sienten sin nombrarlas.

Qué buenas noches me das, cuando me despiertas a besos y haces temblar todo mi cuerpo.

Decidí amarte noche tras noche, desafiando a nuestro corto plan.

Te amo, cuando sonríes al mirarme, te amo cuando te enfadas y me muero por besarte.

No te buscaba, y me sorprendió tu sonrisa hasta dejarme prendada. Improvisar es el plan.

El amor también causa temor, al pensar que se puede perder al ser que tanto amas. Sólo queda acostumbrarse a ese miedo y dejarse llevar por los sentimientos.

Creo en tu sonrisa por encima de todas las cosas, creo en tu mirada, en tus demostraciones y en tus palabras. Simplemente, creo en ti.

Contigo, quiero un paseo cogidos de la mano por cualquier lugar, quiero preparar algo delicioso para comer y degustarlo juntos, quiero pasar una tarde abrazada a ti en el sofá viendo películas, quiero patinar sobre hielo y reír de todas aquellas caídas que podremos tener… Quiero un baño de espuma.

Quiero despertar juntos y ver Madrid desde las alturas dando un paseo en teleférico.

En nuestro plan de una noche, que se repite día tras día. Contigo quiero hacerlo todo y nada a medias, quiero seguir despertando y que mi primera sonrisa, sea al verte a mi lado.

A tu lado tengo tantas cosas en mente por hacer, tantos lugares por visitar, tantos momentos por disfrutar, contigo quiero vivir día tras día, con esta ilusión de que pasen las horas, para sentirme protegida por tus brazos, para ver tu sonrisa brillar, que tanto me enloquece y me hace suspirar, al recordar esa imagen grabada en mi mente…

Contigo yo puedo volar, contigo la vida es pasión, es ilusión… Contigo, mi vida es mucho mejor.

Dime que no es mucho pedir, sentir que no sientes deseo hacia nadie más, que sólo tienes ojos para mi, porque no necesitas mirar la belleza que nos rodea, porque sea insignificante para ti, hazme sentir que es así, no intentes hacer que sienta celos, acércame a ti, haciéndome sentir completa seguridad.

Quiero sentir tanta seguridad contigo, que el miedo sea quien se asuste, al vernos unidos.

Lo mucho que el amor nos puede cambiar… Improvisar es el plan.

improvisar es el plan

Antes de conocerte, no tenía tiempo en mi vida para tomar algo entre semana, por mis «mil qué haceres» adoraba dormir sola, mis domingos eran familiares y de descanso, adoraba absolutamente mi soledad e independencia, no pensaba en la idea, de un futuro enamorada con planes de pareja, y avances en una relación…

Contigo aprendí, que si alguien te interesa, puedes organizar tu tiempo, y organizar tus preferencias de como disfrutarlo. Aprendí que dormir en tu pecho y agarrada a ti, me hace tener sueños maravillosos, aprendí a adorar la sensación de besayunarte cada mañana y escuchar un te quiero y corresponderte del mismo modo, al verte marchar…

Los domingos contigo y la familia, han ampliado mi concepto de sentir amor.

Aprendí que si amas de corazón, sientes celos y nerviosismo, si alguien se intenta meter o estropear la relación.

No sólo te he ido haciendo hueco en mi corazón poco a poco sin darme cuenta, te estoy haciendo hueco en mis cajones para compartir un hogar juntos. Siendo sincera, no tengo miedo, porque me haces sentir ilusión que rebosa en cada poro de mi piel, me has hecho creer en el amor y en la sensación de bienestar que produce sentirse enamorado.

Improvisar es el plan que nos ha llevado ha hacer todas estas locuras de amor.

Contigo, he ido desaprendiendo a que no podemos tener normas, improvisar las reglas a tu lado, es mi mejor plan.

Porque cuando te enamoras locamente, no hay tiempos establecidos para dar pasos hacia delante, porque las decisiones, se basan exclusivamente en los sentimientos, sin analizar los temores.

Porque donde crees que no iba a caber más ropa, haces sitio para un armario nuevo, para un zapatero, una play station, perfumes y cremas de hombre, mezclados con tus pintalabios, cremas y geles corporales…

Cuando te despiertas y miras al otro lado de la cama, tu día empieza a darte motivos para sonreír. Porque cuando estás con la persona adecuada, haces huecos, en cualquier parte y lo que era una casa de muñeca, pasa a convertirse en un nidito de amor…

Quiero improvisar es el plan que quiero cada día a tu lado.

#Locapormitutú

(Sara J Pajares)

0 comentarios en “Improvisar es el plan”

  1. Hola guapa! Cuando estás enamorada y estás con la persona adecuada debemos dejar que todo fluya y no hacer planes, que todo siga su camino y como tu dices improvisar el día a día donde lo más importante es disfrutar de tu pareja. Me encanta leerte porque describes estupendamente bien los sentimientos y haces que me sienta identificada. Un saludo.

  2. La verdad es que esto es una declaración de intenciones en toda regla y tengo que decir que me encanta, el mensaje es genial y realmente cuando las cosas fluyen todo es mágico y parece que en tu caso es así, enhorabuena

  3. Es maravilloso todo cuanto expresas, es verdad que es necesario vivir y dejar que todo fluya, solo así las cosas perduraran, el amor tiene tantos detalles que hace que las diversas situaciones tengan un sentido mas especial.

  4. Hola guapa!! cuando estás con la persona adecuada lo quieres hacer todo con ella, el tiempo se pasa volando y todo te parece poco. Se hacen los esfuerzos que sean necesarios porque funcione. Que bien reflejas lo que se siente en esos momentos. Besos!!

  5. Ainss me has hecho sentir un sentimiento de tener un nidito de amor ya! Con tus escritos, nos absorbes. Me ha gustado mucho. Lo único que al principio me tuve que poner pausas porque no había puntos. La emoción, supongo jeje.

  6. Paula Alittlepieceofme

    Tía, no sé como lo haces pero salgo de tu blog ñoña perdida con tanto texto amoroso, muy mal me parece jajaja
    Tienes que tener a tu chico encandilado como le digas una décima parte de lo que escribes aquí. Que atontadas estamos «in love»…Bss.

  7. Waoo, cuantos sentimientos y es que amar es ese, sentirse cómodos con esas personas que tenemos cerca, es querer
    retener el tiempo. Nunca pensé que amar sería tan mágico.

    Divino.

    Saludos.

  8. La vida cambia completamente cuando te das la oportunidad de amar y de entregarte sin reservas. No es sencillo, sobre todo cuando uno está acostumbrado a ir de «aquí para allá», pero lo cierto es que los planes y la vida en si misma da un giro que es lo mejor que te puede pasar 🙂

  9. Genial guapa, la verdad es que por más que una mujer cuando lleva mucho tiempo sola llega a amar la soledad y lo que esta puede darle, cuando se está con la persona correcta se llega a conectar y se llega como dices a sacar tiempo para cambiar las rutinas y compartir no solamente un hogar, sino también una vida con otro ser maravilloso 🙂

  10. Ajue esto si es amor y del bueno. Si eso se acaba no vale la pena seguir una relación. Como muchas veces tenemos tiempo para nada pero cuando queremos las excusas desaparecen y se saca tiempo de donde no hay para vivir el amor. Me encanta lo que dices de vivir los domingos en familia y en amor! Bendiciones y que les dure toda la vida!

  11. Esto es toda una declaración de amor (y pasión) y lo demás tonterías. Escribes genial y que bonito leer estas palabras y recordar antiguos sentimientos que con los años han dado paso a otros igualmente buenos, pero quizás menos espontáneos.. muaks

Me encantaría saber tu opinión... ¿Comentamos?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Carrito de compra
Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: