Saltar al contenido
INICIO » La pandemia que nos parió

La pandemia que nos parió

Decían que saldríamos siendo mejores personas, la pandemia que nos parió. Que triste ver tanto separatismo social con cada suceso que acontece.

Si no es por rivalidades futbolistas, es por las políticas, religiosas, sexistas, racistas, los que respetan las normas de la pandemia y los que se las saltan a la ligera, sin pensar en las consecuencias.

En realidad, una vez más, nos manipulan para separarnos por diferentes formas de pensar, porque todos unidos seríamos invencibles y por supuesto eso no les interesa.

Es mejor tenernos entretenidos, discutiendo unos con otros, creando odio y malestar.

Por que… ¿Sabéis una cosa?

El amor hacia el prójimo acojona.. El respeto por otras personas aunque no piensen igual que tú da mucho miedo.

Nos han educado para defender nuestras creencias sin importar lo que piense el resto. Nos han manipulado para ser seres egoístas que no ven más allá de su propio ombligo y así nos va…Guerras, miserias, familias enfrentadas, enemistad…

Echan la culpa a la ciudadanía de los rebrotes, a los jóvenes por los botellones, siempre la culpa la tenemos los de abajo mientras los de arriba sin importar el color de su partido. (Todos son la misma mierda con diferente nombre) han creado un país pandereta dónde todo el mundo puede venir a divertirse, a buscar una vida mejor.

¡Bienvenidos a España mientras consumas!

Sí estás contagiado y nos vuelven a confinar da igual, después todos saldremos a los balcones a bailar. La pandemia que nos parió.

Mientras otros no pudimos ir ni al funeral de un familiar. Nuestros políticos. (Todos y cada uno de ellos) han creado un país que se sostiene económicamente gracias a la hostelería el ocio y el turismo.

¡Qué viva España! Aquí todo es diversión. La pandemia que nos parió.

la pandemia que nos parió

Evidentemente ni ante una pandemia mundial pueden cerrar fronteras porque tenemos que mantener a toda la casa real, sus familias y allegados, a toda la escoria política de este país, sus asesores, sus primos y los vecinos de al lado.

Sus sueldos vitalicios, sus escoltas, amantes y sus abogados.

Pero si, la culpa de los rebrotes es de los ciudadanos que tienen que soportar despidos, ERTES… Seguir pagando sus impuestos y gastos diariamente, de los autónomos que sí no abren sus negocios no tienen para comer pero si que tienen que pagar, la cuota obligada mensual.

Es de aquellos que ante tanta mierda y mentiras que nos dicen en las noticias, han querido pasar un buen rato con su familia o amigos. Siempre con la prudencia de no acercarse demasiado. (Porque el miedo si nos lo han inculcado bien)

La culpa es de aquellos que se hacen una prueba y dan falsos positivos o negativos, porque de que no haya test fiables apenas habla nadie.

De todos aquellos que llevamos mascarillas en espacios abiertos o cerrados a pesar de que nos ahogamos. De aquellos sanitarios que tuvieron que elegir a quien colocar un respirador y a quien no…

Somos el punto de mira mundial. Nos vetaron la entrada en muchísimos países porque a nuestra casa puede entrar quien quiera, pero nosotros no, porque quienes nos representan políticamente. (Cada uno de los partidos de este país) Prefieren que la ciudadanía se odie entre sí a que actúen con amor, se unan ante la manipulación y el engaño que estamos viviendo diariamente y lo peor de todo, es lo que nos queda por vivir.

Sí todo el mundo hiciese el bien y repartiese amor sin mirar a quien, el mundo sería un lugar mejor, pero eso a los de arriba no les interesa.

Tenemos un país rico en gastronomía, paisajes, cultura general, pero somos demasiado pobres en pensamiento.

Seguid discutiendo. Es lo que más les gusta a toda la panda de sinvergüenzas a los que estamos manteniendo.

-Sara J Pajares-

#Lacrudarealidad

Me encantaría saber tu opinión... ¿Comentamos?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: