INICIO » Puede suceder

Puede suceder

Después de usar la imaginación la princesa supo que luchando puede suceder.

En el capitulo anterior (Bendita imaginación) descubrimos que la imaginación de la princesa desencantada, le llevó a imaginar como le gustaría que le hubiese conquistado un extraño que veía en su gimnasio, antes de continuar con aquello, me gustaría compartir una reflexión;

¿A cuántas personas podemos conocer a lo largo de nuestra vida?

Las reglas han cambiado, ahora la tecnología ha superado a las caricias, a las miradas de complicidad, a reír frente a frente y no reír ante un móvil u ordenador.

La cobardía nos esconde detrás de una pantalla donde todo se puede malinterpretar por respuestas cortas y ausencia de palabras.

Estamos totalmente vigilados y viviendo la era del control.

Pero aun adaptando nuestra vida a la evolución a la que nos hemos sometido, siempre hay un mensaje que nos hace sonreír más que otro; un estado de sumisión y nerviosismo esperando las palabras adecuadas a nuestro atrevimiento, cumplido o proposición.

Dicen que todos somos iguales, pero no todas las personas pueden hacernos sentir lo mismo.

De repente, sin buscar emoción, puede suceder y aparece un ser que ilusiona con su presencia a la bella princesa, que le genera nerviosismo y tensión en cada centímetro de su cuerpo.

Todo se vuelve invisible e, inevitablemente, pierde el control sobre sí misma.

¿Qué tendrá de especial? ¿Por qué este y no otro?

El deseo le hace imaginarlo, fantasear escenas con él, y es capaz de soñar.

Se despierta emocionada, sonríe sin cesar (más de lo normal), los ideales adictivos la enganchan por completo a este ser.

Quizás solo por capricho tal vez no llegue a la altura del amor, pero irremediablemente sus gestos cambian si le menciona, cierra los ojos y suspira.

puede suceder

La pasión la envuelve si es correspondida y la melancolía la transforma si no es lo que había esperado.

Esto es una rueda donde podemos ilusionarnos una y otra vez, y aunque todos no puedan hacerle sentir esa locura irrefrenable, al menos sabe que no ha muerto en ella.

Puede suceder y volver a volar. Puede volver a imaginar y a sentirse orgullosa de la alteración de hormonas, por ser una princesa encantada de sentir emoción.

¿Y tú? ¿Ya has pensado en ese ser especial al leer estas palabras?

Continuará…

-Sara J Pajares-

#Locapormitutú

Esta es la historia de la princesa desencantada. Espero que os haya gustado el segundo capitulo, iré publicando más cada semana.

Primer capitulo; Bendita imaginación

0 comentarios en «Puede suceder»

  1. Es verdad que a dia de hoy la tecnbologia ha superado determinadas cosas, no se si es la cobardia lo que nos esconde detras de una pantalla, pero esta claro que se malinterpreta todo cuando no estamos frente a frente… pero tambien nos une de una manera que sin que existieran los moviles y demas no podriamos conseguir de otra forma. vaya, como todo, tiene lo bueno y lo malo 🙂

  2. ¡Hola, mi princesa preciosa! Me encantas tú y tus historias. Me tocas el corazón con ellas y me identifico mucho muchísimo con lo que escribes. Yo me niego a cambiar las miradas, los gestos, las caricias y las sonrisas por el móvil. Sí que es verdad que me hace ilusión que mi chico me mande algún mensaje romanticón pero prefiero mil veces que me bese y que mire. 😀 Un besito, mi niña! 🙂

  3. Me ha gustado mucho esta historia, a todos nos ha pasado que leyendo un mensaje se nos va el mal humor o nos cambia el mal día que llevamos, muchas gracias por el post, me gustán mucho tus historias

  4. En ocasiones nuestra mitad se encuentra en el modo virtual, o incluso ser esa persona que no nos ha llamado la atencion, pero en un momento la descubrimos y enciende un mundo personal e intransferible, donde nos aporta esa tranqulidad que nos lleva a momentos de paz.

    como dices en tu titulo, puede suceder que la persona que nos conduzca a esa meta, este fuera del mundo virtual.

  5. Es la realidad de la era en la que vivimos. Tienes mucha razón, nos encondemos tras las pantallas y reímos con ‘jajajaja(s)’ cuando nuestras bocas permanecen cerradas.

    Hace poco te he descubierto y me gusta lo que escribes. Te invito a pasarte por mi blog, puede que leas algo que te guste. No te dejo el enlace para no hacer spam pero lo encontrarás en wordpress 😉 Un saludo.

  6. Hola Sara, me has dejado con ganas de más eh jejejeje. Primero he de decirte que esta era a mí no me gusta, nada mejor que tomar un café cara a cara por ejemplo con amigas y el móvil en casa. Yo soy una apasionada del amor, creo que lo mueve todo, esos sentimientos y emociones que podemos sentir hacia la persona amada son únicos y nos hacen ilusionarnos con cada pequeño detalle. Sigue así, gracias, feliz tarde.

  7. Tu artículo me ha trasladado a cuando conocí a mi pareja con tan solo 15 años. La emoción, los nervios… las mariposas. Lo peor era que lo tenía en clase, poco me concentraba. Muy bonito tu escrito. ¡Un beso!

  8. Ay, esos momentos de intercambio de miradas y sonrisas. De pensar en qué va a decirte o qué le dirías. En si lo que te ha dicho significaba exactamente eso o ha querido decirte algo más con la mirada…

    Esos pequeños detalles que nos hacen soñar, que nos hacen ilusionarlos no podemos dejarlos escapar para cmabiarlos por dos tics verdes de Whatsapp o el icono de visto de Facebook… 🙁
    Un beso 🙂

  9. Que linda historia y cuántas verdades dices. A veces me sorprendo al recordar cómo eran las relaciones antes, la presencia, el mirar a los ojos, leer una carta en cambio ahora son sólo mensajes, filtreos, fotos y arriesgarse. Es lo único que queda porque con esta manera digital de ligar debes arriesgarte y probar qué clase de persona es la que está al otro lado. Yo lo hice con mi chico y bueno me fue bien. Saludos !!!

  10. Muy lindo tu post! Si que me hizo pensar en una persona muy especial que aunque estemos alejados y la única forma de comunicarnos sea frente a un monitor es lindo sonreírle aunque nunca cambies será lo mismo tener a esa persona en frente y abrazarla y compartir esa felicidad que te hace sentir.
    Saludos!

  11. Muy buena continuación. Creo que muchas veces pasamos demasiado tiempo preocupándonos por las puertas que se cierran y no estamos pendientes a las que se abren. Es maravilloso vivir experiencias nuevas y conocer gente que nos hace sonreír. Quedo en espera del próximo capítulo. Un abrazo!

  12. Ya me gusto el primer capitulo y me alegro que hayas compartido con nosotras el segundo 🙂 La verdad es que en este capitulo transmites «buenrollismo» y optimismo. En el primer capitulo no me vi del todo involucrada, pero en este creo que has sabido captar la esencia de esas experiencias por las que hemos pasado la gente que ya tenemos una edad. ¡Estoy a la espera del tercer capitulo!

    Un beso grande

  13. ahora que hay was las relaciones a distancia son más fáciles. pero es cierto que es mejor decirle a alguien te quiero que escribirlo. yo creo que la tecnología nos ha ayudado un montón en el aspecto romántico a los que no vivimos cerca

  14. Es como si estuvieras paseando por mis recuerdos en este capitulo, con el primero no, pero hoy sí.
    Y por supuesto que me has hecho pensar en alguien, esa tensión a ver qué le parecen mis ideas, cumplidos o cualquier cosa.
    Coincido en que hay control, pero a mi la tecnología me ha aportado más cosas buenas que malas (que las hay, claro). Bss.

  15. Hola guapetona, juraría que ya te comenté esta entrada pero el caso es que me he puesto a repasar y no veo mi comentario así que discúlpame porque quizás no se grabó pero bueno decirte que sí, me has hecho recordar una persona que cada vez que me escribía me erizaba los pelos de todo el cuerpo. Qué cosas, y eso que antes no había whattsapp y todo era a base de gastarte los cuartos en sms. Pero bueno, igual nos lo gastábamos, escribíamos y nos sonrojábamos.. eso siempre ha existido, de una u otra forma. Muaks

  16. Yo pasé esa etapa de adolescente donde el estomago se vuelve maripositas cuando ves al chico que te gusta. Sin embargo, siento el mismo amor por mi esposo que cuando lo conocí. Es más, lo amo mucho más porque en 13 años de casado nos hemos compenetrados y hemos compartido cada momento de nuestras vidas. Desde lo más bonito y alegre, hasta lo más triste y difícil. Es verdad que la tecnologia ha cambiado la manera en que las personas se comunican, pero también ha unido a muchas otras que ni se conocían. Besos.

  17. Hola! Me gustó esta entrega de la princesa. Es muy cierto que la tecnología ha robado momentos muy importantes de nuestras vidas, no solo abrazos, besos y caricias, hasta la mirada ya no es la misma, no prestamos la misma atención cuando estamos prendidos a nuestras pantallas. Las cosas pasan y nosotros no nos damos cuenta.
    Aunque a mi novio lo conocí por internet y también hago muchas cosas con la pc y me ha traído varias alegrías y amigos que nunca pensé tener. Hay que saber equilibrar, no?
    Muy bonito el relato :3

  18. Uf, sí!
    Me recordé de ella, la trajiste a mi memoria y brilló una lágrima que no dejé escapar!
    Ella está muy lejos pero el tiempo y la distancia son sólo «obstáculos» de la vida! Porque vivo y con amor todo es posible!
    Te mando un abrazo!!!

  19. Me ha gustado tu relato, me recuerda a cuando conocía a mi marido, hace 15 años, por medio de un chat en internet y es tal como dices, te imaginas, sueñas…y el día que lo ví, sucedió el milagro jeje. Si no hubiese sido por ese chat, no nos habríamos conocido, pero si es cierto que entónces no era lo habitual y se está perdiendo lo bonito del ligoteo puro y duro jeje, que también me gustaba mucho.

  20. Hola!!
    Pues me gusta mucho cómo escribes, narras tal y como es la vida en la realidad. Hace un tiempo que lo vengo diciendo, las tecnologías nos ayudan mucho, pero también es verdad que se están perdiendo cosas importantes, como esas cartas que antes se mandaban, esas llamadas de teléfono en las que estabas horas hablando, esos gestos con las personas que te rodean. Ahora es todo más frío, pero vamos evolucionando y nunca se sabe cómo acabará todo. Seguiré leyendo a la Princesa desencantada, que me ha caído muy bien 😀
    Besos :33