Saltar al contenido
INICIO » Imposible de olvidar

Imposible de olvidar

Parece que el chico del gimnasio era imposible de olvidar.

Sabemos que todo empezó como un juego con la Bendita imaginación  de la princesa desencantada, con el tiempo aprendimos que  Puede suceder y que la historia pasó de Imaginación a realidad produciendo en la princesa, Brillo al mirar y que  El roce de su piel erizase cada uno de sus sentidos.

Ni demasiado cerca, ni demasiado alejados, así la princesa no podía olvidar a aquel chico que le hizo estremecer cada centímetro de su piel con un simple beso, unos cafés con deseo siempre de detener el tiempo.

Ella se declaró, puso su alma en cada palabra que le dijo, soltó uno a uno sus sentimientos, él simplemente se quedó boquiabierto, y ella supo entender que todo aquello no era correspondido.

Con el paso de los meses ella puso todo su empeño en querer borrar todos sus sentimientos hacia él pero él era imposible de olvidar.

No hay besos desconocidos que te hagan olvidar la magia del sentir. Ella empezó a verse con un chico que le hacía sentir bien.

El chico del gimnasio aparecía con palabras y siempre generaba en ella ese nerviosismo diferente.

Jugueteando con los versos, él le propuso desayunar a la mañana siguiente. Ella se quedó a dormir en aquel lugar. Solo por vivir de nuevo un momento junto a él, ocultando la verdad a aquel chico con el que se veía.

Era imposible hablar de él sin que le ardiese la mirada.

Ella le dijo a su corazón que ni por un segundo recordase quién era él, que matase una a una las mariposas que inventó por y para él, pero qué locura era amar al olvido cuando no era capaz de olvidar todo aquello que le hacía sentir. La abrazaban con fuerza, la hacían sonreír, pero nada le revolvía con tantas ganas o ímpetu aquello que llegó a sentir por él.

Finalmente, ella acabó con ese chico con el que se veía, porque sabía que no podría sentir por otra persona mientras su mente y su corazón estuviesen repletos por aquel ser que le hacía perder la razón y la noción.

Juegos de palabras seguían entreteniendo sus días y afianzando su confianza más miniencuentros, siempre con las prisas, que a alguno de los dos le generaban las obligaciones diarias.

La mente de la princesa lo llamaba y él aparecía, coincidían inusualmente en el momento oportuno. Sí, el destino se cansaba de enfrentarlos, debían dejarse de juegos y empezar a buscarse por ellos mismos. Nadie hacía a la princesa temblar como él cuando aparecía de manera inesperada. El tiempo pasaba demasiado deprisa cuando estaba a su lado.

En realidad, sentía que a veces le atraía aquello imposible, aquello que no estaba a su alcance, pero otras veces dudaba que tan solo fuese el hecho de no tenerle como deseaba.

Se despertaba bailando por las mañanas, cantando sin sentido, soñándole, estaba en su mente constantemente, era como una estrella fugaz que cruzaba sin venir a cuento por el cielo de su mente.

Cuando pasaban los días y no sabía de él, soñaba que le arrancaba las ganas, y cuando su mente le gritaba, intentaba relajarla, pero él aparecía para calmarla.

Cuando le preguntaron:

—¿Te merece la pena sentir así, sin poderlo aprovechar junto a él?

Su respuesta fue sencilla:

—Me hace sentir viva, me hace saber que, en este mundo de hipocresía, él genera magia en mí, reacciones en cada poro de mi piel; me hace sonreír con ganas, me hace vivir con ilusión sobre la especialidad de la sencillez…

—¿Merece la pena sentirse así?

—Para ella, sí.
Si la princesa no sabía poner punto final era porque eran más grandes las ganas de estar con él que de perderle, y por la sensación que tenía de que él era imposible de olvidar.

Ella le contó su sueño a él: huir a otro país, empezar de cero y luchar por aquel triunfo que tanto ansiaba. Él quiso retener a la princesa y le hizo una proposición que ella no pudo rechazar.

Abrazos cargados de bienestar, complicidad, sorpresas, regalos. Ella disfrutaba sabiendo que era el motivo de que él sonriese.

Nada le generaba más placer que hacerle feliz. Provocarle mil y una sonrisas improvisadas, que él escondía públicamente, pero a ella le dedicaba en fotografías.

imposible de olvidar

El equilibrio fue posible entre los dos. Él la bajaba de las nubes y ella le hacía volar. Eran el tiempo verbal, del futuro perfecto; él construía, ella luchaba por sus sueños.

Más unidos que nunca con un fin común.

Ella puso mente fría y antepuso sus sentimientos, una última oportunidad para ambos por la cual dejarse la piel. Llegar juntos a lo más alto.

Es cierto, él no era demasiado tierno. Siempre sabía cómo hacer sentir a la princesa la chica más especial del universo.

Y así fue como él le dijo a la princesa lo más bello que le habían dicho jamás. Así seguiría siendo imposible de olvidar.

imposible de olvidar

Continuará…

-Sara J Pajares-

#Locapormitutú

Esta es la historia de la princesa desencantada. Espero que os haya gustado el sexto capitulo, iré publicando más cada semana.

Primer capitulo; Bendita imaginación

Segundo capitulo;  Puede suceder

Tercer capitulo; Imaginación a realidad

Cuarto capitulo; Brillo al mirar

Quinto capitulo; El roce de su piel

0 comentarios en «Imposible de olvidar»

  1. Pues creo que estoy leyendo los relatos y las entradas un poco saltadas y tendre que buscar bien bien donde empieza la cosa porque me hago autospoilers! me gusta la historia, no podemos estar con una persona si nuestros pensamientos estan con otra!

  2. ¡Hola, princesa! ¡He encontrado otra saga de relatos en los que no te había comentado! Yuhu. Voy a tener que leer los anteriores para ponerme al día. Pero no sé por qué me da que me van a gustar más lo de Siempre. A veces, hay recuerdos que nos impiden ser todo lo feliz que merecemos. ¡Y la princesa tiene que ser feliz sí o sí! ¿Por qué no arriesgarse? Un besito, linda. 🙂

  3. Hola guapa
    Ay que me había saltado este capítulo, no puede ser!
    La verdad es que hay personas imposibles de olvidar, se nos meten debajo de la piel y de ahí no hay quien las saque. Y si, para mi también valdría la pena no tenerlo del todo solo por una chispa de esa magia
    Un besazo

  4. Muchas personas se sienten muy identificadas con ella, al final todos sus procesos, en alguna etapa lo hemos vivido o visto vivirlas, me gusta que sus decisiones sigan tomando otro camino y siga viviendo con su propio estilo, esperando más de esta aventura.

  5. Lo siento pero es que aghh! no me gustan estas o ninguna historia de tratar de olvidar a alguien o de amor imposible :/ podria ser lo mas interesante del planeta o hasta el mejor libro pero no es lo mio 🙁 y sí lo leí y lo seguiría leyendo solo por ti, te daria miles de razones por la cual estas historias no me gustan pero no lo hare, y no digo que sea contra ti ni contra cualquoer escritor, pero realmente es necesario borrar los sentimientos o aceptar que te enamoras? No tiene nada de malo que te enamores ni tampoco sufrir despues, pero el miedo, el miedo detiene a todas en vez de arriesgarse, si a la Princesa le gusto el chico nuevo ¿para que olvidarlo? ¿para que seguir aferrada a una persona no correspondida? No tiene sentido! Si tiene una oportunidad de sonrojarse, ser feliz o sentirse con una chispa, no deberia dejar que la pequeña pulga de su recuerdo con el otro sujeto la haga dudar, es como olvidar a un ex y conocer a una nueva persona.. tampoco es apresurado y al parecer para ella tampoco fue apresurado por que pasaron meses, pero siempre SIEMPRE vas a pensar un pedazito de aquel recuerdo pero es chiquito, ella lo penso demasiado. Y si al parecer tiene un final feliz y me da gusto 🙂 pero deberia aprender a ser mas dependiente de ella, espero saber que son las palabras maravillosas que el le dijo a ella, y que me demuestre en serio que el vale la pena tanto como para que la princesa pasara por todo eso, y asi aprobar su relación.

    Gracias por compartir tu relato, me inspiro a escribir todo esto y recordar por que a veces odio ser mujer 🙁
    ¡Saludos! <3

    PD. Tu blog es de wordpress? Para darte Follow con el botón 🙂

    1. Erika, son cosas de la vida, ese chico nuevo no le hacía volar, entonces para qué estar con una persona estando pensando en otra? La princesa es muy dependiente de si misma, tan solo vive una historia de amor platónico o quizá con el tiempo deja de serlo el siguiente capitulo está disponible con el fin de la historia 😀
      Si, es wordpress pero la versión .org 😀

      1. Madre mía que profundidad de historia estoy viendo por aquí, me hizo recordarme en el momento en el que estoy ahora mismo en cuanto a la parte del amor, soy un poco como ella y es un sentimiento que has expresado muy bien en la historia, tengo muchas ganas de saber que ocurrirá en le siguiente capitulo. Un beso enorme.

      2. Ya quiero saber que le dice y si estarán juntos!!! Me ha alegrado saber que la princesa no teme al rechazo sino que sabe que puede estar bien o mal y aún así se arrieaga a todo, porque lo importante ea vivirlo. 🙂 ya quiero ver el otro capitulo.saludos.

      3. Hola guapa, estoy fatal de lo mío, te leí hace unos días, pensé que te había comentado ya y he seguido dando a Me Gusta sin comentar (olé yo y mis neuronas). El caso es que esta mujer nos tiene a todas en vilo, bueno ella no, tú! Así que no tardes en publicar el siguiente, ahora me pasaré a ver si ya está y nos enteramos qué le ha dicho! Muakss

      4. Justo estaba hablando de eso…hace mucho que no siento ese sentimiento de cia do conoces a alguien y te encanta y estar nerviosa esperando un mensaje o una cita, no culpo a la princesa por mis abandonar ese sentimiento.

        Me encanta como escribes 🙂

      5. Ay quiero saber qué le dijo él a la princesa!!! por qué siempre con la intriga! jajajaja me encanta ♥ siempre espero tus capítulos 😀 Vamos! que me muero de ganas de saber cómo lo continúas!

      6. Creo que no me imagino peor situación que la de contar todos tus sentimientos a otra persona pensando que la otra siente igual y darte cuenta que de eso nada…
        No se si lo que sentiría es pena o vergüenza por no sentirme correspondida…
        Luego dicen que soy fría y no expreso lo que siento pero creo que es precisamente para no pasar por esa situación…
        Espero que sea imaginaria y no sea real…